logo

Intentaré ir al grano.

Es el último intento. Ha habido amagos, etcétera, pero nunca han sido de verdad. Hasta ahora. Si después de ésta, Solocomedia no funciona, lo cerraré y cuando sea viejo le contaré esta historia a gente que me vaya encontrando por la calle. Iré contando la historia de Solocomedia a todo el mundo. De día y de noche. Con sol o con lluvia. Estaré contando esta historia todo el puto rato. Cuando salgas con prisa de alguna tienda, te estaré esperando fuera para cogerte por el brazo y decirte: “¿Te he contado alguna vez que intenté…?” Te obligaré a darme un empujón sino quieres escucharme. Seré el viejo más tocapelotas que te puedas imaginar. Me odiarás más de lo que hayas odiado nunca a tus padres.

Si te ha parecido una barbaridad que sugiera la posibilidad de que puedas no amar a tus padres, quizá deberías salir de aquí cagando leches.

Digamos que este es un sitio para gente que cree que a ratos puedes odiar a tus padres y hacemos bromas con eso.

Así que si ese tipo de cosas te molestan, lo mejor que puedes hacer, es no quedarte.

Pero cuenta a los demás porque te has ido. No queremos que tus amigos groseros se queden sin saber que estamos por aquí.

Tampoco es vayamos a ser groseros todo el rato pero nos gusta avisar de esa posibilidad.

Generalmente todo será jodidamente raro o absurdo. Así que si necesitas que todo tenga una explicación, tampoco estás en el sitio correcto. Aunque a veces habrá cosas que tengan mucho sentido y si no vienes, te las perderás.

No sé… Si quieres puedes dejar tu teléfono por aquí o decirle a algún amigo tuyo que vaya a quedarse, que te avise cuando hagamos piezas que te puedan gustar a ti.

Hablando de piezas… Lamentablemente no podrá haber una pieza diaria.

Por el momento habrá que conformarse con una semanal o las que a nosotros nos salgan de los huevos.

Resulta que algunos de los que estamos por aquí, a veces bebemos y tomamos decisiones justo en ese momento.

Así que ahora mismo podemos comprometernos a una pieza a la semana pero no podemos prometer que no vaya a existir una semana donde pongamos dos.
Dependerá básicamente de las cervezas que tomemos y lo despistados que estemos. Además es verano. Todo pinta que esto será un puto caos pero eso si… con al menos una pieza a la semana.

Sobre nuestras intenciones con este proyecto…

Ahorrarnos la pasta de ir terapia para entender algo de toda esta mierda.

Digamos que Solocomedia es una especie de cajón que se irá llenando de mierdas que a nosotros nos divierten. Eso es lo segundo que puedo prometerte: que a nosotros nos divierten.

Así que, por resumir…

Solocomedia es un puto caos que a nosotros nos divierte y a ti no te cuesta pasta.

También avisamos que como lo petemos mucho, caerá una de esas tiendas donde venderemos mierdas para conseguir dinero y hacer más piezas, pero ese gasto será opcional así que no cuenta.

Dicho esto…

Si te interesan los caos que le divierten a otros o a veces piensas que si lo llegas a saber le dan por el culo al entrañable viejo que has dejado pasar delante de ti en la cola del supermercado… bienvenido.

¡Ah! Y hemos escrito esto mientras sonaba “She belongs to me” de Bob Dylan y fumábamos.

Lo comento por si quieres leerlo así.

¿Quieres ser el primero en ver nuestro próximo vídeo? Te llegará antes que a nadie vía newsletter

Contraseña perdida